Voces Estudiantiles

Foto Taysha Bruno.HEIC

Taysha S. Bruno Ortiz, B.A.

Universidad de Puerto Rico, Rio Piedras Campus

Hablemos de Diversidad(es)

     Hace unos días reflexionaba acerca de la pregunta “¿Por qué es importante hablar de diversidad?” y curiosamente, la respuesta no me fue tan evidente como hubiese esperado. Rápidamente, me encontré preguntándome: “¿Qué es diversidad? ¿Qué representa esta categoría? ¿Para quién(es) cumple un modo de identificación? ¿Qué es lo que se incluye y qué es lo que se deja afuera? ¿Qué implica ser una persona diversa?” Me di cuenta de que las respuestas a estas preguntas no están dadas y que no deberían reducirse a la ecolalia nuestras formas de abordar el tema. Es importante comenzar (o continuar) la conversación y hablar de diversidad en diferentes espacios y con diferentes personas. ¿De qué estamos hablando cuando traemos el tema de la diversidad y por qué es importante hablarlo? ¿A quién(es) les afecta que se hable de este tema?

     Antes de sumergirnos en un diálogo reflexivo que nos permita poner entre interrogantes la llamada diversidad, les cuento un poco de mí. Hace un año, junto a unas pocas colegas y la mentoría de dos profesoras, emprendimos una travesía para comenzar a llevar conversaciones de diversidad al espacio clínico de la psicología. La diversidad, de la forma en la que la pensamos, abarca elementos de género, sexo, funcionalidad, cultura, entre otros. Rápidamente nos percatamos que abordar estos temas resultaba en sostener conversaciones incómodas. Quizás por la falta de conocimientos, por posturas morales o tal vez por los prejuicios. A raíz de esto, me quedó claro que este tipo de conversación era totalmente necesaria, ya fuese para informar o para enfrentar a ese otro que me escucha o que me lee, con sí mismo, y en el mejor de los casos, sembrar una semilla en esa mente para un retorno hacia lo humano. En este caso, la diversidad abordada desde el discurso de los géneros y las identidades, y sus expresiones.

     Finalmente, capturé en aquel momento que, además de ser importante hablar de diversidad, para mí es algo sumamente necesario. El ejercicio de explorar los significados y sentidos a lo que está implicado en aquello que llamamos "diverso" es fundamental para comenzar a vislumbrar el horizonte en un plano en el cual la diversidad sea parte de los modos a partir de los cuales entendemos las realidades, las interacciones, los malestares, la historia, lo humano. Como la entendemos, la diversidad trasciende a las realidades de vida de cada persona, y estas a su vez, están atravesadas por factores socioeconómicos, culturales, sexuales, de género, de funcionalidad, entre tantos otros. En un contexto tan plural como el que vivimos, conocer y reconocer la diversidad nos permite acercarnos con menos prejuicios y mayor sensibilidad a estas realidades. Entonces, que la diversidad sea un tema de conversación frecuente, permite desarticular el discurso que nos distancia de "ellos" y nos invita a rearticularlo desde un "nosotres".

*Estudiante doctoral de psicología clínica de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras en etapa de disertación. Posee un bachillerato en psicología industrial organizacional de la Universiad de Puerto Rico en Arecibo. En 2017, recibió los adiestramientos para las certificaciones ofrecidas por la Asociación de Psicología de Puerto Rico de Intervención LGBT: Destrezas Clínicas y Asuntos con las Comunidades. Actualmente, es miembro de los comités de ética y de diversidad de dicha asociación, y es parte de la directiva del comité graduado CAMBIE de la Universidad de Puerto Rico.