Voces Estudiantiles

Coral M. Jiménez-Ricaurte

Ponce Health Sciences University

No solo somos ceros y unos…

          La comunidad LGBT+ es una comunidad completa, donde todas sus siglas son representadas de manera única, poniendo el nombre de la diversidad en alto. Siempre el pensamiento es de: “¿Por qué tienen que haber tantas letras? ¡Quieren igualdad, pero se aíslan ellxs mismxs!”. Esto se debe a que, popularmente, lxs seres humanos son explicadxs dualmente: mujer-hombre, femenino-masculino, vulva-pene, fuerte-débil, etc. dejando en la penumbra el espectro de definiciones que existen entre esas dualidades. Dentro de las siglas LGBTTPAIQ (y todas las demás que surjan y surgirán), se explica la orientación sexual, la identidad y expresión de género. En muchas ocasiones se define cada sigla, pero muchas personas siguen sin entender. A continuación, se estará discutiendo el vasto espectro de la identidad de género, haciendo énfasis en la identidad no binaria.

           Antes de comenzar con lo no binario, la organización de Human Rights Campaign (HRC) define y hace diferencia entre orientación, identidad y expresión. La orientación sexual se refiere a la atracción emocional, física o romántica hacia otras personas. La identidad de género se define como el concepto que una persona tiene sobre sí misma, esto podría ser una identidad femenina, masculina, las dos o ninguna (es decir, no binario). Esta identidad de género puede ser distinta al sexo que fue asignado al nacer. La expresión de género es esa apariencia física basada en la identidad de género y expresado a través de conductas, vestimenta, tono de voz, etc. Ésta puede o no afiliarse a los conceptos propuestos por la sociedad sobre la feminidad y la masculinidad (American Psychological Association [APA], 2015).

          Una vez tenemos clara la diferencia entre orientación, identidad y expresión, hagamos hincapié a las siglas T y Q, dentro del LGBT+, que se refieren a las comunidades Trans y Queer. Ambos conceptos se consideran sombrillas que protegen a diversos tipos de identidades de género. La HRC (año) define como transgénero a las personas que tienen una identidad de género diferente a las expectativas culturales de sus sexos asignados al nacer mientras que queer es un término utilizado para expresar el gran espectro de identidades y orientaciones que existen. Ambos conceptos son muy amplios y, como se mencionó anteriormente, funcionan como sombrillas a otros tipos de identidades y expresiones. Dentro de la sombrilla trans existen identidades binarias y no binarias.

          Los términos binario y no binario se han utilizado principalmente en las matemáticas, donde los números binarios se componen de 0 y 1 y los no binarios son aquellos que son 0, 1 u otros números. De aquí parte el concepto para la identidad de género humana, donde binario se refiere a masculino o femenino, mientras que no binario pudiera ser los decimales entre medio, ambos o ninguno. De igual manera, es importante recordar que, aunque se ubique este término bajo la categoría “trans”, ambos términos no son sinónimos; lo no binario puede surgir dentro del camino de hallar una expresión de género que vaya a gusto. Hablando de trans… muchas personas tienen la concepción de que las personas no binarias caen, automáticamente, dentro de la sombrilla trans y no necesariamente es así. Puede que existan personas trans no binarias, pero no se deben de entender como sinónimos. 

          Ya que conocemos sobre estos conceptos y sus definiciones, ¿qué queda por hacer? La comunidad o identidad no binaria es “relativamente” nueva para nuestro país y para la ciencia. En el ámbito de política pública, otros países ya han comenzado a hacer cambios para el beneficio de las personas no binarias. En 2019, el periódico USA Today, hizo un reportaje sobre las tarjetas de identificación en los Estados Unidos, donde se estaba comenzando a hacer sentir la comunidad Genderqueer. Diez estados comenzaron a colocar una tercera opción de género con una “x”. La “x” hace referencia a aquellas personas que no se identifican como masculino/femenino o que son trans. Cuando una persona puede exteriorizar su identidad de género de esa manera ayuda, no solo ser a visibilizada, sino a afirmar su propia identidad y lo que lxs demás piensen. 

          En el área de política pública, el asunto de los baños es algo que puede parecer simple, ¡pero hace gran diferencia! En la revista Governing, Candice Norwood (2019) habla sobre la historia de Shige Sakurai, une individue no binarie (Shige prefiere los pronombres they/them). Shige fue entrevistade sobre su experiencia en cuanto a la situación política de los Estados Unidos y cómo ha presenciado estos “cambios”. En esta entrevista menciona que, públicamente, el cambio más notable ha sido las tarjetas de identificación y los baños públicos. Sobre los baños recalca que ha sido muy cuesta arriba para las personas trans y que no sabe cómo se podría lograr algo cómodo para las personas no binarias, quienes no se identifican como “hombres” para entrar a un urinal o quienes no se identifican como “mujeres” para entrar al “ladies room”.

También expresa que el cambio le da tranquilidad, pero que es algo que no se ha logrado por completo; dice que, para llegar al cambio, la comunidad Genderqueer necesita el respaldo de lxs aliadxs. 

 

          Ahora nos queda la bola en nuestra cancha, en la ciencia, en la psicología, en lxs aliadxs. ¿Qué podemos hacer para respaldar a estas comunidades, al menos como aliadxs? Siempre hablamos del ámbito terapéutico, que debemos de enfocarnos en prepararnos bien para atender y ayudar las situaciones de esta comunidad, pero también necesitamos traer información nueva y reestructurar las teorías antiguas. Las investigaciones en Puerto Rico, en el área Genderqueer están surgiendo poco a poco. Todxs sabemos que cuando hacemos investigación es para poder traer algo a la mesa, poder implementar cosas positivas en las vidas de las personas o para prevenir cualquier mal rato innecesario. Esto es lo que nos queda lograr. Las personas queer de Puerto Rico se podrían beneficiar de estos hallazgos, de una seguridad teórica y nuevo conocimiento; nosotrxs se los debemos. La implementación de política pública debe ser respaldada por investigaciones y por datos; información dada a gritos por las personas queer, quienes están cansadxs de ser invisibilizadxs e irrespetadxs. 

 

          En fin, el proceso de identificar, aceptar y promover la diversidad en nuestra sociedad será el inicio de vivir en conjunto, donde todxs se sientan cómodxs. El género no binario es otra identidad dentro del espectro LGBT+ y es necesario aceptarla como parte de este. Como se menciona anteriormente, el movimiento científico, ayuda a promover que las personas no binarias se hagan sentir. De esta manera, se consiguen perfiles, fortalezas, diferencias, necesidades y representaciones de la comunidad no binaria. Al conseguir esta información, se promoverá el entendimiento y mejor tratamiento y para la identidad no binaria, brindado seguridad a futuras generaciones.

Referencias

American Psychological Association (APA). (2015). Guidelines for psychological practice with transgender and gender nonconforming people. The American Psychologist, 70(9), 832–864. https://10.1037/a0039906

Human Rights Campaign (HRC). (s.f.). Glossary of terms. Recuperado de: https://www.hrc.org/resources/glossary-of-terms

 

Lam, K. (2019, agosto 31). More than 7,000 Americans have gender X IDs, a victory for transgender rights: Is it a safety risk, too? USA Today. Recuperado de: https://www.usatoday.com/story/news/nation/2019/08/08/nonbinary-gender-ids-momentum-intersex-state-driver-licenses/1802059001/

 

Norwood, C. (2019, junio). How governments are transitioning their gender policies to nonbinary. Governing. Recuperado de: https://www.governing.com/topics/health-human-services/gov-nonbinary-lgbtq-legislation-regulations.html

Caleb Esteban, Ph.D.

Editor

Margarita Francia, Ph.D.

Co-Editora

Carol Y. Irizarry, Ph.D.

Editora Auxiliar

  • Facebook
  • YouTube