Artículos

PHSU-DrCalebEsteban_edited.png

Caleb Esteban, Ph.D

Ponce Health Sciences University

Cuando el odio se interpone: avances y retrocesos de los proyectos para prohibir las prácticas reparativas 

            Las prácticas reparativas o de conversión, también mal llamadas “terapias”, nuevamente son parte del ojo público tras ser retomadas en la legislatura. En esta ocasión son lus senadores y senadoras Vargas-Vidot, Rivera-Lassén, Santiago-Negrón y Bernabe-Riefkohl quienes, bajo el Proyecto del Senado 184 de 2021 (Senado de Puerto Rico, 2021), interesan enmendar la Ley de Salud Mental de Puerto Rico y la Ley para la Seguridad, Bienestar y Protección de Menores con el propósito de prohibir la práctica de las “terapias” de conversión. 

            Esta no es la primera ocasión en la que se intentan prohibir estas prácticas ineficientes y dañinas. En el 2018, lus senadores y senadoras Bhatia-Gautier, Laboy-Alvarado, Dalmau-Ramírez y Pereira-Castillo intentaron enmendar las leyes antes mencionadas y la Ley de Fondos Legislativas para Impacto Comunitario para prohibir dichas prácticas con el Proyecto del Senado 1000 (Senado de Puerto Rico, 2018). Este proyecto fue aprobado con enmiendas en el Senado, sin embargo, fue detenido y engavetado en la Cámara de Representantes (Díaz-Rolón, 2019b) bajo el argumento de que se violaba la patria potestad de lus madres y padres del país. En otras palabras, la o las personas que tengan patria potestad de tal menor, pueden elegir someterle a tales prácticas crueles y dañinas, siempre y cuando sea con la esperanza de que se heterosexualice o se cisgenerice. Estos argumentos y quienes los sustentan, demuestran que un gran sector de la isla aún patologiza y criminaliza la diversidad de orientaciones sexuales e identidades de género. 

            Siguiendo esta mirada ofensiva y humillante, en 2019 se presentó el Proyecto de la Cámara 2068 (Cámara de Representantes, 2019a) para crear la Ley para la Prohibición de las Terapias Reparativas. Este proyecto parecía continuar con la línea positiva de la prohibición de las prácticas, pero éste explícita e insolentemente eximía a las iglesias y a lus padres y madres con patria potestad que quisieran escoger estas “terapias” nocivas. De esta manera se daba permiso a profesionales de brindarlas con la excusa de que el padre o la madre se lo exigió e incluso daba permiso a toda persona que no fuera profesional a ofrecer las prácticas reparativas sin penalidad alguna, indirectamente legalizándolas. Este proyecto fue asignado en el Senado como el P del S 1254 (Senado de Puerto Rico, 2019) presentado por Rivera-Schatz, entre otrus, aunque nunca se llegó a discutir allí por la visibilización pública de su malintencionado propósito (Caro-González, 2019).    

 

Por si el odio no era evidente, mientras se discutía este proyecto, se creó también el Proyecto de la Cámara 2069 (Cámara de Representantes, 2019b) presentado por Méndez Núñez y otrus, para establecer las “Guías para la Protección de la Libertad Religiosa”. Estas guías no eran más que la aprobación de parte del Estado para discriminar y marginalizar a la comunidad LGBT+. El entonces gobernador Ricardo Rosselló dio un mandato para que se eliminaran ambos proyectos. No obstante, como el prohibir las terapias reparativas era parte de su plan de trabajo, Rosselló creó la Orden Ejecutiva Núm. OE-2019-016 (Gobierno de Puerto Rico, 2019) para prohibir las “terapias” de conversión o reparativas en menores de edad (Cortés-Chico, 2019).   

            Evidentemente una orden no fue suficiente para detener estas prácticas, por lo que actualmente se encuentra en debate el Proyecto del Senado 184 de 2021 (Senado de Puerto Rico, 2021). Este proyecto, a pesar de estar bien construido y desde una visión ética y adecuada, ha sido bombardeado nuevamente por los grupos fundamentalistas trayendo argumentos viejos como la patria potestad, la libertad religiosa y problemas con la definición. Otros argumentos genéricos reciclados han sido mezclar las terapias con la perspectiva de género y la educación sexual, y ahora la preocupación de terapias hormonales “sin consentimiento”, la supuesta necesidad de “curar” a las personas trans (hablando de la Disforia de Género como si fuera el Trastorno de Identidad de Género eliminado a partir del DSM-5), y el derecho de lus madres y padres de que su hiju viva acorde al sexo que le brindó la “naturaleza”, entre otros. 

            A su vez, sin ni siquiera esperar el debido proceso de aprobación de este proyecto en el Senado, ya la Cámara se adelantó para crear un nuevo proyecto para atender el asunto de las “terapias”. El Proyecto de la Cámara 683 (Cámara de Representantes, 2021) presentado por los representantes Torres-Cruz, Rivera-Segarra, Aponte-Rosario y Aponte-Hernández también busca crear la Ley para la Prohibición de las Terapias de Conversión o Reparación. En esta ocasión, el proyecto presenta una revisión de literatura que saca de contexto y tergiversa la información científica para justificar estas prácticas crueles a quien las pida y las entienda necesarias. Tanto es así, que se citan documentos de profesionales anticiencia y organizaciones de minorías fundamentalistas que se han separado de las grandes organizaciones para justificar su LGBT+fobias bajo el nombre de “creencias religiosas”. 

El texto está tan impregnado de la religión, que uno de sus incisos menciona que no se prohíbe a un profesional que: “aborda actividades sexuales ilegales, inseguras, prematrimoniales o extramatrimoniales de manera neutral con respecto a cualquier orientación sexual” y “discute con un cliente las creencias o prácticas morales o religiosas del paciente o cliente de manera respetuosa y objetiva si el paciente así lo autoriza” (Cámara de Representantes, 2021, p. 15). En otras palabras, se impone y se despenaliza una moral religiosa, cuya integración en el proceso terapéutico es antiética en todas las profesiones que brindan terapia. Además, permite que un profesional pueda hacer sus juicios religiosos en terapia siempre y cuando sean respetosos: “respetuosamente creo que te vas para el infierno”, “respetuosamente Dios te aborrece”, “respetuosamente tus problemas son culpa de tu orientación sexual o identidad de género”. Estos son algunos ejemplos ficticios pero posibles, basados en voces y hechos reales de parte de la propia comunidad LGBT+ en Puerto Rico (Esteban et al., 2021). 

En fin, no es un problema de religión, es un problema de odio. Odio que se esconde tras la religión y creencias religiosas. Odio que se esconde tras títulos autoimpuestos para ejercer control y coerción. Este proyecto trata sobre derechos humanos, trata de prohibir unas prácticas que no funcionan, torturan, son crueles e inhumanas. Prácticas que se basan en una visión de castigo y tormento a aquellas personas que no son heterosexuales, cisgénero o cisexuales. Basta ya de tratar de controlar la vida, las identidades y decisiones de otras personas. Basta ya de llamarse aleadus pero ser cómplices mediante el silencio y la indiferencia de las injusticias y las humillaciones a la comunidad. Basta ya de permitir la vía hacia una nueva inquisición. 

Referencias

Cámara de Representantes de Puerto Rico. (2019a). Proyecto de la Cámara 2068. http://www.tucamarapr.org/

Cámara de Representantes de Puerto Rico. (2019b). Proyecto de la Cámara 2069. http://www.tucamarapr.org/

Cámara de Representantes de Puerto Rico. (2021). Proyecto de la Cámara 683. http://www.tucamarapr.org/

Caro-González, L. (2019, 29 de abril). Sobre 30 organizaciones advierten sobre los peligros del proyecto de libertad religiosa. El Nuevo Día. https://www.elnuevodia.com/noticias/

Cortes-Chico, R. (2019, 27 de marzo). Rosselló firma orden ejecutiva que prohíbe las terapias de conversión. El Nuevo Día. https://www.elnuevodia.com/noticias/

Díaz-Rolón, A. (2019b, 18 de marzo). Cámara cuelga proyecto que prohíbe las terapias de conversión. El Vocero. Recuperado de https://www.elvocero.com/ 

Esteban, C., Francia-Martínez, M, Vázquez-Rivera, M., Crespo, F., Bruno-Ortiz, T., & 

Santiago-Ortiz, A. M. (2019). Are we doing OK?: Perception of satisfaction of LGB clients in the therapy process [Manuscrito sometido a publicación]. 

Gobierno de Puerto Rico. (2019). Boletín Administrativo Núm. OE-2019-016: Orden Ejecutiva 

del gobernador de Puerto Rico, Hon. Ricardo A. Rosselló Nevares, para prohibir terapias de conversión o reparativas para cambiar la orientación sexual o identidad de género de menores de edad. https://estado.pr.gov/

Senado de Puerto Rico. (2018). Proyecto de la Senado 1000. https://senado.pr.gov/

Senado de Puerto Rico. (2019). Proyecto de la Senado 1254. https://senado.pr.gov/ 

Senado de Puerto Rico. (2021). Proyecto de la Senado 184. https://senado.pr.gov/

Dr. Caleb Esteban.jpg