Investigación

Jessenia M. Fontánez-Vázquez M.P.H., Psy.D.

VA - Valley Coastal Bend, 

Harlingen, Texas

¿Tienen las Experiencias de Estrés de Minoría LG influencia en la Divulgación de la Orientación Sexual LG y Asuntos Relacionados en Psicoterapia?:

Experiencias de Psicoterapia desde las Voces de Adultos Mayores, LG Puertorriqueños

     Desde el racional de la psicología “cross-cultural” entendemos que la diversidad en la diversidad misma supone considerar la individualización del proceso del tratamiento donde el paciente  pertenece a uno o varios grupos y comparte ciertas características, pero también mantiene una interdependencia que está moldeada por experiencias particulares de vida. El presente artículo describe los hallazgos principales de la investigación: Experiencias en psicoterapia de adultos mayores LG puertorriqueños: Estrés de minoría y divulgación de la orientación sexual en este espacio. La investigación tuvo el objetivo principal de aportar al entendimiento de las experiencias de la población de adultos mayores (AM), homosexuales y lesbianas (LG) puertorriqueños en el contexto de psicoterapia y, al quehacer clínico desde la narrativa de los participantes. 

Metodología y Diseño

     Para llevar a cabo el estudio fueron reclutados 10 participantes de nacionalidad puertorriqueña entre las edades 60 a 78 años. Dentro de los criterios de inclusión debían describir su orientación sexual como lesbiana u homosexual y estar recibiendo servicios de psicoterapia individual. La razón para búsqueda de servicios de psicoterapia individual fue reportada de dos maneras sin excluirse una de la otra: estresores sociales y diagnósticos de salud mental. En términos de la instrumentación, se empleó un cuestionario de datos socio demográficos y una guía de preguntas. La investigación tuvo un diseño de tipo cualitativo exploratorio, descriptivo y se utilizó la entrevista a profundidad como método de recopilación de datos. Para esto, se realizaron entrevistas de manera individual y se transcribieron las mismas. En términos del análisis de contenido se realizó un análisis de tipo deductivo a partir de los supuestos de la teoría del modelo de estrés de minorías de Meyer (1996; 2003) y la guía de preguntas utilizada para la codificación de las respuestas en 7 categorías. Posteriormente, se llevó a cabo un análisis de concordancia calculando el coeficiente de acuerdo en la codificación (Boyatzis, 1998; Mertens, 2010). 

Describiendo el Marco Conceptual

     La definición más comúnmente aceptada de grupo minoritario es la desarrollada por el sociólogo Louis Wirth en 1945. Un grupo minoritario es considerado como grupo de personas que por sus características físicas o culturales es diferenciado de los demás en la sociedad en que viven para un trato desigual y considerados objetos de discriminación colectiva. Según los postulados de la teoría de EM, los factores de estrés en las experiencias de vida están asociados a mecanismos de adaptación y a un impacto positivo o negativo en la salud mental y física de estos grupos. Esto es relevante porque dentro de la diversidad de grupos que pueden considerarse minoritarios, encontramos al colectivo LG, de la misma manera que los adultos mayores quienes son considerados un grupo vulnerable, en gran medida, debido a factores como el edadismo y la gerontofobia que deconstruyen el significado de la vejez. A partir del EM podemos entender que hay una predisposición a que los participantes hayan tenido diversidad de experiencias inherentes al ser adulto mayor, lesbiana o “gay” las cuáles devienen de la pertenencia simultánea a dos grupos minoritarios. 

¿Qué es el Modelo de Estrés de Minoría LGB?

     El modelo de estrés minoría LGB de Meyer (2003) es el acercamiento teórico que permitió  observar las experiencias particulares de los participantes y la influencia de éstas en la divulgación de la orientación sexual o asuntos relacionados en terapia. El estrés de minorías LGB surge como una respuesta a la vivencia de situaciones adversas asociadas a la diversidad sexual a lo largo de la vida y conceptúa el estrés minoritario desde los siguientes componentes: (a) prejuicio/discrimen, (b) expectativa de rechazo, (c) ocultación (d) homofobia internalizada y, (e) procesos de afrontamiento atenuantes. La teoría establece que las vivencias de experiencias en un contexto de discriminación, prejuicio y violencia experimentadas en las vidas de muchos clientes homosexuales, lesbianas y bisexuales, tienen como resultado un aumento en el estrés psicológico de estos e incluso incremento en condiciones de salud (Meyer, 2003; Paul, 2017). Hatzenbuehler, Nolen y Erickson (2008) coinciden en que el estrés experimentado por la población LG es similar al que experimentan otros grupos oprimidos y que los grupos comparten la expectativa de ser discriminados a lo largo de sus vidas incluso aún en la ausencia de eventos discriminatorios.

¿Cómo Impacta el Estrés de Minoría LG a los AM?

     En la actualidad existen dos principales perspectivas a base de lo esperado dentro del Modelo de Estrés de Minoría LGB. Por un lado, la literatura presenta la tendencia de recurrir a la ocultación para evadir experiencias similares de estrés de minoría LGB en la adultez mayor. En este sentido, fue relevante tomar en cuenta otros aspectos que de igual manera pueden contribuir a la presentación de estrés de minoría desde el contexto edad y los prejuicios asociados a la edad (edadismo). Culturalmente hablando existen estereotipos asociados a la edad y dentro de estos encontramos los prejuicios a la sexualidad que se reproducen en discursos que han sido  perpetuados y asumidos como lo es la  ausencia de actividad sexual que incurre a su vez en  la invisibilización de la diversidad sexual en esta etapa de desarrollo. El temor a ser rechazado/a y discriminado/a está relacionado con el que muchas personas homosexuales opten por callar y ocultar su orientación haciendo particularmente retante para una persona homosexual identificar su orientación, por otro lado, ocultar la orientación sexual para protegerse del entorno y manejar el rechazo parece ser una alternativa (Fernández y Vázquez, 2013; Lespier y  Santiago, 2016). No obstante, la otra perspectiva del modelo de estrés de minoría LG sugiere que las experiencias adversas asociadas a discrimen promueven el desarrollo de modos de afrontamiento efectivos ante situaciones similares y el paso del tiempo. Lo que quiere decir qué factores de estrés como la homofobia y el estigma sexual que puedan surgir del entorno, influyen en que el individuo se adapte (Dentato, 2012). Para propósitos de la investigación, esto implicó observar la presentación de las formas de estrés de minoría en función de los recursos de afrontamiento considerando la posibilidad del desarrollo de la resiliencia. 

Impacto del Estrés de Minoría LG en Psicoterapia

     Contemplar el manejo de las necesidades diversas en los AMLG en las dinámicas de la psicoterapia es relevante porque invita a analizar críticamente lo que es asumido desde el sesgos y el prejuicio del profesional de salud mental y desde el mismo paciente. Parte de promover la mejor práctica clínica y el manejo de tratamientos inclusivos deviene de considerar la diversidad de necesidades  y las realidades de  las personas al proveer el servicio. Paul, (2017) considera que la experiencia personal y los prejuicios a consecuencia de los mismas, tienen influencia en nuestras percepciones, visiones y en la conceptualización de los encuentros terapéuticos y que también, los pacientes suelen darse cuenta en alguna medida de cuando no están siendo apoyados significativamente por sus terapeutas. Estar consiente de estas dinámicas y experiencias permite validar y normalizar lo que es esperado en el encuentro terapéutico, maximizar competencias clínicas y promover la búsqueda de servicios de psicoterapia en esta población. 

Principales Hallazgos desde las Voces de los Participantes

1. Influencia del Estrés de Minoría en la Divulgación de la Orientación Sexual en Psicoterapia

       

     Los/las participantes denotaron estar conscientes de la influencia de pasadas experiencias. Sin embargo, verbalizaron que aspectos como la expectativa de rechazo, disminuye con el tiempo y que a pesar de ser una dificultad al inicio de la relación terapéutica habían conseguido divulgar su orientación sexual y manejar asuntos relacionados en psicoterapia.

 

 “Ahora me afecta menos porque ya uno ha estado con esa lucha desde muchos años puede que traiga recuerdos bien desagradables que salgan por esas experiencias que ya tuve”. 

“Entonces al principio estas cosas afectan porque uno asume como las personas nos van a tratar, pero es por las mismas experiencias que uno ha tenido en el pasado”.

“No te lo dije, al principio, pero a mí la palabra rechazo y desprecio era algo que se me hace difícil manejar, lo vine a manejar con mi psicólogo”.

2. ¿Qué elementos Facilitan la Normalización de la Divulgación de la Orientación Sexual en Psicoterapia? 

     Aceptación de la Propia Orientación Sexual. La aceptación es un factor facilitador de la normalización de la divulgación de la orientación sexual LG para los/las participantes. En este sentido la normalización de la divulgación de la orientación sexual LG tiene un propósito funcional desde la perspectiva de los participantes que consideran que esto aporta a la efectividad en el tratamiento en tanto facilita un servicio dirigido según la necesidad de la persona independientemente de si la orientación sexual sea la situación a trabajar o no. De esta manera, la divulgación tiene el objetivo de beneficiar el proceso del tratamiento según la relevancia de esto en psicoterapia y el asunto a trabajar.

 

“Si tú no tienes la oportunidad de abrirte, tú estás ocultando información, no te estás ayudando a ti mismo, a lo mejor esto le da un mejor entendimiento al psicólogo de cómo son las cosas, yo quiero que tu vayas por aquí y no quiero que vayas por allá, lo que va a pasar es que a la larga no va a funcionar la terapia porque no es completamente real yo soy una sola persona  no estoy fragmentada”.

“Mi orientación sexual es una sola parte de mis muchas partes como ser educador, actor, homosexual soy viajero muchas diferentes cosas. Mi aceptación definitivamente me ha ayudado a tener una terapia efectiva”.

“Tenemos que estar conscientes de tres cosas. Tengo que ser abierto, soy homosexual y soy puertorriqueño, si yo no hablara de esto no sería yo.  No siempre se toca el tema, pero si sale en la conversación yo no tengo ningún problema”.

 

3. La Alianza Terapéutica. 

     La alianza terapéutica es entendida como los nexos personales positivos entre paciente y terapeuta cuya calidad determina el tono emocional que el paciente tiene del terapeuta y que incluye aspectos tales como la empatía, la confianza mutua y la aceptación. (Fernández y Rodríguez, 2001; Andrade, 2005). Esto es relevante porque es parte del manejo de la alianza en tanto el terapeuta entiende estas dinámicas como resistencias o maneras de acceder a la confianza del paciente. La alianza terapéutica con adultos mayores puede considerarse un reto clínico y un factor esencial en la efectividad del tratamiento. En ocasiones resulta un reto balancear la alianza con la informalidad del encuentro solo por el fin de establecer una confianza genuina en etapas tempranas del tratamiento y mantener la adherencia. En este sentido, las competencias para establecer la alianza requieren continua atención en el quehacer clínico, así como la capacidad de escucha empática ya que ésto estará continuamente a prueba por pacientes mayores (Martín, 2018).

 

“Tuve un psicólogo que era muy empático. He tenido la experiencia que la persona comparte experiencias similares y ya llega a un punto que la terapia es un yo te digo tú me dice eso es algo que puede ser agradable y podría ayudar”.

“Que me trate como “un pana”, porque tu sientes igualdad yo te voy a hablar como tú estás acostumbrado que te hablen, mi lenguaje no va a ser distinto al que tu no conoces va a ser el mismo tuyo”.  

 

     Por otro lado, los participantes también valoraron la apertura a entender asuntos relacionados a la orientación sexual LG y la curiosidad clínica del proveedor si éstos se muestran receptivos al conocimiento que tiene el paciente

“Si estamos tocando un tema de mi sexualidad el psicólogo no sabe cierta información, me ha dicho mira, lo voy a estudiar y en la próxima cita vamos a hablar de esto porque me has abierto la puerta a un conocimiento que yo desconocía y ahora voy a descubrirlo contigo”.

“Pienso que no solo depende de ustedes, si tiene una duda sobre la diversidad que por lo menos se deje orientar de mis conocimientos, y entonces entrar en ese diálogo, quizá a lo mejor, tu no sepas, pero estás en una mejor disposición de escucharme y ya con eso me ayudas”.

 

4. El Rol de la Resiliencia 

           

     Una persona resiliente tiene la capacidad de minimizar los efectos negativos de la adversidad y maximizar los aspectos positivos (Maldonado-Saucedo, 2015). Recordemos quienes son los AMLG de hoy, la generación “baby boom” que rompió paradigmas y fue pionera en movimientos que iniciaron grandes cambios socioculturales. Para efectos de esta investigación, el concepto de resiliencia cobra relevancia como una cualidad de afrontamiento desarrollada a lo largo de la vida ante las experiencias asociadas a estrés de minoría LG y, como una herramienta que puede o no facilitar la normalización del discurso de la orientación sexual LG en psicoterapia en la etapa de la adultez mayor. Se observó que la resiliencia surgió consistentemente en las narrativas de los participantes para referirse a la manera de afrontar el discrimen. La mayoría de los participantes coincidieron en que hubieran manejado de manera diferente las experiencias con la capacidad de afrontamiento que tienen hoy día y atribuyeron esto al aprendizaje a lo largo del tiempo. 

 

“La edad, mira, el tiempo, realmente te hace comprender como tú debes de reaccionar no es reaccionar, no es disparar de la baqueta, es que tú tienes que tomar control”.

“Hay que ponerse coraza esto no viene de la noche a la mañana hemos tenido muchos cantazos por lo menos yo y la comunidad Gay en Puerto Rico”.

 “Tengo una nota en mi casa que dice, “aquí vive una persona libre”. Después que hemos hecho y deshecho. ¿Qué me hace a mi pensar que ahora porque tengo 68 no puedo hacer lo mismo?”.

 

     En contexto de psicoterapia, la resiliencia les ha provisto de herramientas para comunicar de manera efectiva cuando algo les agrada o no. De igual manera, sintieron que eran  efectivos al abordar situaciones en las que perciben discrimen y les ayuda a ser más proactivos en la búsqueda de servicios. 

 

“Digo, pero ¿porqué yo estoy dejando que esto me afecte? 

“Fui hermético, yo no tenía esta fluidez que tengo, y de la única manera que yo pude fue negociando con esta persona y le dije sin miedo. Si te siento médico, si te siento doctor, si te siento señalador, si te siento que de alguna manera estas señalando un acto mío, esto se acaba aquí y no va a proceder porque yo no vengo a que se me señale, yo vengo a que se me ayude porque hay algo que no puedo manejar”.

 “No te voy a ignorar, es una confrontación saludable, por orgullo propio, por autoestima, es cuestión de educar”.

 

Conclusiones Generales

     Cuando la orientación sexual y la identidad se ven oprimidas y estigmatizadas se impacta potencialmente el bienestar de las personas LGB (Frost, Lehavot, & Meyer, 2015). La estigmatización hacia la población LGBT envejeciente hace que muchas personas de la comunidad decidan mantener su orientación sexual en secreto para evitar la discriminación y el estigma (Burkbank & Buckholder, 2006). No obstante, los elementos: alianza terapéutica, autoaceptación y  resiliencia fueron consistentes en  la  narrativa de los participantes para normalizar la divulgación de la orientación sexual y trabajar asuntos relacionados con sus terapeutas, contrario al discurso de la ocultación. En lo que concierne al quehacer clínico, este trabajo es una invitación a mantener una conciencia constante ante estas posibilidades al trabajar con la población de AMLG. Es importante el  monitoreo de los propios prejuicios así como de las ideas preconcebidas en nuestros pacientes para manejar las dinámicas asociadas a la presentación de formas de estrés de minoría LG. En este sentido, la actualización y el continuo aprendizaje es esencial para mantener los estándares desde la competencia clínica con el fin de maximizar el beneficio de los pacientes en psicoterapia.  

Aportaciones y Recomendaciones

  • El proceso constituyó un espacio para la deconstrucción de estereotipos asociados a la orientación sexual diversa del AMLG en el espacio de terapia. Recopilar datos “adverbatim” desde las voces de los participantes validó la importancia de hacer visible  sus opiniones y vivencias. 

  •  El estudio hace un llamado a crear política pública dirigida a la inclusión y accesibilidad a información y servicios dirigidos a los AMLG y adultos mayores en general. 

  • Invita a continuar desarrollando investigaciones, educación continua y currículos académicos que contemplen el adiestramiento dirigido a atender asuntos relacionados a esta población.

 

 

Referencias 

Bowleg L, Huang J, Brooks K, Black A, Burkholder G. (2003). Triple jeopardy and     beyond: Multiple minority stress and resilience among Black lesbians. Journal of Lesbian Studies (7), 87–108. Doi:0.1300/J155v07n04_06

 

Dentato, M. P. (2012). Psychology and AIDS Exchange Newletter: The minority stress perspective. American Psychological Association HIV Resources.

http://www.apa.org/pi/aids/resources/exchange/2012/04/minority-  stress.aspx

 

Fernández-Rodríguez, M. & Vázquez-Calle, F. (2013). En torno al rechazo, la salud mental y la resiliencia en un grupo de jóvenes universitarios gays, lesbianas y bisexuales. Revista Griot, 6(1), 44-65.          

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4318519

 

Frost, D.M., Lehavot, K. & Meyer, I.H. (2015). Minority stress and physical health among sexual minority individuals. Journal of Behavioral Medicine, 38, 1-8. doi: 10.1007/s10865-013-9523-8. Epub 2013 Jul 18.

 

Hatzenbuehler, M. L., Nolen, S., & Erikson, S. J. (2008). Minority stress 

predictors of HIV risk behavior, substance use, and depressive symptoms: Results from a prospective study of bereaved gay men. Health Psychology, 27, 455–462. http://dx.doi.org/10.1037/0278-6133.27.4.455

 

Lespier-Torres, Z. & Santiago-Jhaveru, G. (2016). Introduciendo la diversidad a nuestra comunidad. En M. Vázquez-Rivera, A. Martínez-Taboas, M. Francia-Martínez y J. Toro-Alfonso (Eds.) LGBT 101: Una mirada introductoria al colectivo, pp. 8-23. Publicaciones Puertorriqueñas.

 

Maldonado, S. (2015). Factores resilientes en adultos      mayores que viven en situación de pobreza. pp. 245-258. Manual Moderno. 

    

Martín, J. (2018). Psicoterapia en la edad tardía. Clínica y Salud (19)1 pp. 101-120. http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1130-52742008000100005 

 

Mertens, D. (2010). Research and evaluation in education and psychology: Integrating diversity with quantitative, qualitative and mixed methods. SAGE

 

Meyer, I. H. (2003). Prejudice, social stress, and   mental health in lesbian, gay and bisexual populations: Conceptual issues and research evidence. Psychological    Bulletin, 129, 674-697. doi:10.1037/0033-2909.129.5.674             

 

Paul, P.L. (2017). Handbook of sexual orientation and gender diversity in      

       counseling and Psychology. dx.DOI.org. /10.1037/15959-006

 

Wirth L. (1945). The problem of minority groups. In R. Linton (Ed.)

       The science of man in the world of crisis. Columbia University Press.

*La Dra. Jessenia M. Fontánez-Vázquez es Psicóloga Clínica con enfoque en  salud mental geriátrica egresada del programa Psy.D. de la Universidad Carlos Albizu recinto de San Juan y de la Escuela de Salud Pública en U.P.R. Recinto de Ciencias Médicas.  Realizó su internado enfocado en Psicogerontología y Psicología de la Salud en el Hospital de Veteranos  G.V. Sony Montgomery en Jackson, Mississippi  USA  y  actualmente, provee servicios a la población de Veteranos  en  la clínica  ambulatoria de cuidado primario, VA - Valley Coastal Bend en Harlingen, Texas USA. 

Margarita Francia, Ph.D.

Editora

Carol Y. Irizarry, Ph.D.

Co-Editora

Jessica Rivera, B.A.

Co-Editora

Abelardo Rodríguez-Vázquez, M.Psy.

AsistenteTécnico 

Caleb Esteban, Ph.D.

Pasado Editor

  • Facebook
  • YouTube